Declaración Política de Sindhep

Hacia un nuevo sindicalismo para la construcción de paz

DECLARACIÓN POLÍTICA DE

LA ASAMBLEA DEL SINDICATO

DE DEFENSORAS Y DEFENSORES

DE DERECHOS HUMANOS DE LA

DEFENSORÍA DEL PUEBLO (SINDHEP)

 

Hace poco más de seis meses realizamos nuestra Asamblea Constitutiva,
inspirados en la defensa de los derechos humanos, en un ambiente de fraternidad
y solidaridad con las luchas de las comunidades y pueblos por la soberanía y
autodeterminación, en el logro de la paz con justicia social y económica, la
defensa de la dignidad de las trabajadoras y trabajadores en Colombia,
Latinoamérica y el mundo, respetando y reconociendo las múltiples diversidades
e identidades.

Durante los días 16 y 17 de febrero de 2017 realizamos una asamblea a la que
asistimos mujeres y hombres provenientes de las diferentes regiones y
dependencias de la Defensoría del Pueblo, convocados por la defensa de nuestros
derechos y por el deseo de construir nuevas prácticas sindicales, basadas en la
toma de decisiones colectivas y consensuadas, en estructuras y relaciones
horizontales, en prácticas dialogantes de democracia basadas en el respeto, la
dignidad, y guiados por los siguientes principios: los seres humanos somos parte
de la naturaleza y como tal tenemos la obligación de proteger y restaurar la
biodiversidad; equidad de género que erradique las desigualdades entre hombres
y mujeres; defensa y promoción de los derechos humanos que apunte a la justicia
social y económica; transparencia y lucha contra la corrupción; dignidad y
autonomía de los pueblos.

En tal sentido, Sindhep se define como una organización sindical de defensoras y
defensores de derechos humanos, para quienes la dignificación de las condiciones
laborales, legítima en sí misma, es apenas una condición que contribuye a la
defensa de la dignidad humana de quienes habitamos este país. Así las cosas
nuestro quehacer no se limita a la sola defensa de los derechos laborales, sino
esencialmente a la plena realización de las obligaciones del Estado, respecto de
la garantía y goce efectivo de los derechos humanos para la sociedad en su
conjunto.

De manera firme, fraterna y con profundo reconocimiento de la labor realizada,
la Asamblea de Sindhep respaldó de manera unánime a cada integrante de su
Junta directiva, encabezada por su presidente José Luis Ruiz Velásquez, su
vicepresidente William Salazar Valencia, su secretaria, Karina Ríos Cano, su
tesorero Dairo García Cifuentes, su fiscal Nelson Pérez Peña y sus respectivos
suplentes; igualmente reiteró su voto de confianza a la comisión asesora en
cabeza del compañero Carlos Lozano Sierra.

En este privilegiado y grato ejercicio de construcción democrática la asamblea de
Sindhep aprobó de manera unánime nuestro pliego de peticiones para la
dignificación y defensa de los derechos de todas las servidoras y servidores
públicos de esta agencia del Ministerio Público, para lo cual fueron elegidas las
personas que integrarán la comisión negociadora del pliego. A quienes hacen
parte de la Asociación Nacional de Servidores Públicos de la Defensoría del
Pueblo (Asdep) y de la Asociación Nacional de Empleados de la Defensoría del
Pueblo (Asemdep), nuestro respeto y aprecio de siempre, junto con nuestra
disposición de sumar fuerzas, desde el principio de la unidad sindical, en la
construcción de procesos efectivos para lograr mayores niveles de bienestar para
las y los servidores públicos de la Defensoría del Pueblo.

En otro orden de ideas, manifestamos unánimemente nuestro compromiso por la
defensa de la paz como derecho fundamental y humano y para ello exigimos el
cabal y estricto cumplimiento en la implementación del Acuerdo Final de Paz
alcanzado entre las FARC–EP y el Gobierno nacional, así como la necesidad de
avanzar en la fase pública de conversaciones con el ELN y la búsqueda de
alternativas para sentarse a dialogar con el EPL, haciendo un llamado a las partes
para que declaren una tregua humanitaria en el país, que permita a la sociedad
en general, y en especial a una nuestras comunidades étnicas y campesinas,
gozar de un ambiente de paz y participación. En este contexto, Sindhep expresa
su disposición de participar activamente en el Comité de Acompañamiento de la
Sociedad Civil al Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV), en la Mesa Social
para la Paz y todos los escenarios que se habiliten para incorporar la
participación social en la mesa de conversaciones del Gobierno nacional con el
ELN.

Al Estado colombiano exigimos una lucha decidida y frontal encaminada al
desmantelamiento y desarticulación de las organizaciones paramilitares, así
como la judicialización de los sectores políticos y económicos que promueven y
ejercen diversas formas de violencia política, económica, mediática y simbólica,
que amenazan con aniquilar las organizaciones sociales, afrodescendientes,
indígenas, campesinas, cívicas, comunales, ambientalistas y de oposición, y
ponen en riesgo la construcción de una paz estable y duradera para las
generaciones presente y futura.

Rechazamos los asesinatos sistemáticos de cerca de 130 lideresas y líderes
sociales que defienden los derechos humanos y del liderazgo de los movimientos
políticos populares, acaecidos durante los últimos trece meses. Exigimos del
Estado colombiano la investigación y sanción efectiva y oportuna de los
responsables de estos crímenes, así como la activación de los mecanismos de
prevención y protección necesarios.

Desde ya manifestamos nuestra voluntad de contribuir a la construcción colectiva
e implementación de una Agenda Defensorial para la Paz, con un enfoque que
reconozca la integralidad e interdependencia de los derechos humanos, que
posicione el rol que la Defensoría del Pueblo debe desempeñar en la superación
de la guerra y de las violencias.

Bogotá D.C., 17 de febrero de 2017

¡Nuestras mentes y corazones están con la justa lucha de las Defensoras y
Defensores de Derechos Humanos!